Drenaje Linfático manual

La clave del éxito de esta técnica de D.L.M. radica en el drenaje de las proteínas de los edemas linfáticos, que no son capaces de drenarse por medios instrumentales (ejemplo: la presoterapia, que drena solo líquido intersticial).

Cada caso es tratado de forma individual, en función del estado anatómico, fisiológico, funcional y energético-emocional del paciente.

Su objetivo principal la liberación, desbloqueo y renovación de los tejidos afectados por una fibosis instalada: Celulitis, cicatrices, post-operatorios; y en particular, post-liposucción.

dlm-2

 

Es una terapia completa:

  • Para los brazos, cuello y piernas hinchadas
  • Después de una operación de ganglios linfáticos y cáncer de mama
  • Antes y después de una operación quirúrgica
  • Si tienes una escayola
  • Para embarazadas
  • Después de intervenciones estéticas como párpados, liposucción….
  • Post-implantación protésica de mamas, glúteos, rodillas, cadera…
  • Postoperatorio de abdominoplastia

 

Otros síntomas como: cellulitis, dolor de cabeza, stress…

Beneficios del drenaje linfático

  • Ayuda a reabsorber los líquidos.
  • Tiene una acción sedante sobre el dolor.
  • Reduce la inflamación.
  • Contribuye a mejorar las defensas del organismo.
  • Produce un efecto de relajación, por lo que se recomienda para situaciones de estrés.
  • El drenaje linfático es un buen tratamiento para la piel, ya que favorece la circulación de la sangre ayudando a que no se formen bolsas y arrugas.

 

dlm-1